joomla visitor
Auditor韆
Fuera caretas: Plan M茅xico ya
Voces Diario
Banner
Cert谩men XLV
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Banner
Buscar Autor o Art铆culo
PULSE LA TECLA ENTER
N煤meros Anteriores
343
Banner
342
Banner
341
Banner
340
Banner
339
Banner
338
Banner
337
Banner
336
Banner
335
Banner
334
Banner
333
Banner
332
Banner
330
Banner
329
Banner
328
Banner
327
Banner
326
Banner
325
Banner
Ediciones anteriores

Edici贸n 348

Edici贸n 347

Edici贸n 346

Edici贸n 345

Edici贸n 344

Edici贸n 343

Edici贸n 342

Edici贸n 341

Edici贸n 340

Edici贸n 339

Edici贸n 338

Edici贸n 337

Edici贸n 336

Edici贸n 335

Edici贸n 334

Edici贸n 333

Edici贸n 332

Edici贸n 331

Edici贸n 330

Edici贸n 329

Edici贸n 328

Edici贸n 327

Edici贸n 326

Edici贸n 325

Edici贸n 324

Edici贸n 323

Edici贸n 322

Edici贸n 316

Edici贸n 306

Edici贸n 315

Edici贸n 314

Edici贸n 313

Edici贸n 312

Edici贸n 311

Edici贸n 310

Edici贸n 309

Edici贸n 308

Edici贸n 307

Edici贸n 305

Edici贸n 304

Edici贸n 303

Edici贸n 302

Edici贸n 301

Edici贸n 300

Edici贸n 299

Edici贸n 298

Edici贸n 297

Edici贸n 296

Edici贸n 295

Edici贸n 294

Edici贸n 293

Edici贸n 292

Edici贸n 291

Edici贸n 290

Edicion 289

Edici贸n 288

Edici贸n 287

Edici贸n 286

Edici贸n 285

Edicion 284

Edicion 283

Edicion 282

Edici贸n 281

Edici贸n 280

Edici贸n 279

Edici贸n 278

Edici贸n 277

Edici贸n 276

Edici贸n 273

Suplemento 273

Edici贸n 276

Edici贸n 275

Edici贸n 274

Edici贸n 272

Edici贸n 271

Edici贸n 270

Edici贸n 269

Edici贸n 268

Edici贸n 267

Edici贸n 266

Edici贸n 265

Edici贸n 264

Edici贸n 263

Edici贸n 262

Edici贸n 261

Edici贸n 260

Edici贸n 259

Edici贸n 258

Edici贸n 257

Edici贸n 256

Edici贸n 255

Edici贸n 254

Edici贸n 253

Edici贸n 252

Edici贸n 251

Edici贸n 250

Edici贸n 249

Edici贸n 248

Edici贸n 247

Edici贸n 246

Edici贸n 245

Edici贸n 244

Edici贸n 243

Edici贸n 242

Edici贸n 241

Edici贸n 240

Edici贸n 239

Edici贸n 238

Edici贸n 237

Edici贸n 236

Edici贸n 235

Edici贸n 234

Edici贸n 233

Edici贸n 232

Edici贸n 231

Edici贸n 230

Edici贸n 229

Edici贸n 228

Edici贸n 227

Edicion 226

Edicion 225

Edicion 224

Edicion 223

Edicion 222

Edicion 221

Edicion 220

Edicion 219

Edicion 218

Edicion 217

Edicion 216

Edicion 215

Edicion 214

Edicion 213

Edicion 212

Edicion 211

Edici贸n 210

Edici贸n 209

Edici贸n 208

Edici贸n 207

Voces del Periodista Edici贸n 321

English Arabic French German Japanese Portuguese Spanish

Ver Otros Artículos de Este Autor


vocesdirector

Fuera caretas:

Plan M茅xico ya


Aunque los portavoces del gobierno federal se creen ahora con aptitudes profesionales聽 para emitir diagn贸sticos cient铆ficos y confeccionar retratos sicol贸gicos de los jefes de los c谩rteles de la droga, a los que pintan desesperados por las derrotas que les inflingen las fuerzas federales, parece obvio que, por su parte, est谩n cayendo en un proceso de mimetizaci贸n en las formas y estilos de la subcultura del narco, seg煤n se observa en el lenguaje asumido, por ejemplo, por el secretario de Gobernaci贸n y coordinador del gabinete de Seguridad Nacional, Fernando G贸mez Mont, a quien en una de sus m谩s recientes conferencias de prensa se le escuch贸 blasonando de su valent铆a en la m谩s acabada jerga de los autores de corridos dedicados a los bandoleros.

El que se conserve permanentemente escoltado y protegido por el aparato de seguridad del Estado, pagado por los contribuyentes (prestaci贸n extendida a su familia), lo que lo hace sentirse a salvo de riesgos, no autoriza a G贸mez Mont a menospreciar y ofender a aquellos -la casi totalidad de los mexicanos- 聽que carecen聽 de la custodia policiaco-militar, a quienes se refiri贸 en este tono: 鈥淓sconderse, huir, temer, es estar siempre en peligro: El cobarde muere mil veces; el valiente s贸lo una vez鈥. Con falsa disposici贸n al martirologio, rubric贸: 鈥Estoy dispuesto a sacrificarme por lo que quiero鈥鈥.

voces byn

Esa actitud, rayana en la baladronada y que, en 煤ltima lectura, refleja un subconsciente acalambrado, se est谩 volviendo un lugar com煤n entre aquellos que, sin embargo, no dan paso sin el intimidante cerco armado que acompa帽a todos sus desplazamientos fuera de sus bunkers. Por lo dem谩s, aunque esos personeros del gobierno pregonen que los inventarios de personas y sicarios a disposici贸n聽 del crimen organizado 鈥渟e han聽 ido reduciendo鈥, las acciones de los transgresores se vuelven m谩s constantes y audaces, y a la vez m谩s contundentes y sanguinarias.

Mucho valor, el de los comandantes a buen amparo, pero ya lo revel贸 la secretaria de Seguridad Interna de los Estados Unidos, Janet Napolitano: Est谩n abiertos a la intervenci贸n militar de Washington en la forma de presencia de soldados americanos en territorio mexicano. La indiscreci贸n cre贸 naturaleza en la medida en que no fue desmentida por ninguna autoridad nacional competente.

Acaso ese silencio de nuestras autoridades frente a la grave 聽afirmaci贸n de la funcionaria estadunidense, fue sopesado cuidadosamente ante el riesgo de la confirmaci贸n, que de otro lado se produjo triangulada. El esposo de la jefa del Departamento de Estado Hillary Clinton, Bill, en M茅xico tres semanas despu茅s de que estuvo aqu铆 su mujer, y en coloquio con estudiantes de la Universidad del Valle de M茅xico, coment贸 que en el encuentro bilateral del Grupo Consultivo de Alto Nivel celebrado aqu铆, la se帽ora Clinton plante贸 a los miembros de la contraparte mexicana la formulaci贸n de un Plan M茅xico a la manera del Plan Colombia, si bien como iniciativa propia de los mexicanos.

Es de recordarse que fue en la gesti贸n del ex presidente estadunidense cuando se elabor贸 y se ech贸 a andar el Plan Colombia, de cuyos 鈥渆xitosos鈥 resultados -bloqueo de rutas mar铆timas y a茅reas del tr谩fico de drogas desde aquel pa铆s, entre otras acciones-, es consecuencia la actual guerra antinarco que libra el gobierno mexicano, pues, a decir del patrocinador de aquella estrategia, los c谩rteles colombianos tuvieron que optar por las rutas terrestres que cruzan muestro territorio.

Hay dos acotaciones en la exposici贸n de Clinton que conviene subrayar: 1) al aconsejar que el eventual Plan M茅xico se blinde contra la suspicacia de intervencionismo, Clinton record贸 las ocasiones en que los Estados Unidos invadieron M茅xico (las consecuencias 鈥渘os permitieron tener mucho m谩s territorio鈥), lo que genera entre los mexicanos un feroz sentido de independencia, y 2) 鈥淓l plan鈥, no puede concentrar su posibilidad de 茅xito s贸lo en la confrontaci贸n militar. (Dicho a la mexicana, 鈥渘o echar los huevos en una sola canasta鈥.)

El resultado聽 de esa ecuaci贸n, se puede plantear en estos t茅rminos: La sensibilidad hist贸rica sobre el patriotismo mexicano parece estar m谩s de lado de algunos 鈥渁sesores鈥 civiles USA, que de nuestros comandantes. La crisis narca no se resolver谩 solamente a balazos. De lo que deriva una segunda cuesti贸n: 驴Y d贸nde qued贸 la inteligencia pol铆tica? Sobre tales deducciones, revolotea el espectro de un Plan M茅xico. 驴Por qu茅 no quitarse ya las caretas?

A LA OPINI脫N P脷BLICA NACIONAL E INTERNACIONAL:

SAN JUAN COPALA: INTOLERABLE AGRESI脫N DEL PARAMILITARISMO CACIQUIL

鈥⒙犅犅犅犅犅犅犅犅 Violencia injustificable y criminal en contra de una caravana pac铆fica y humanitaria que incluye el secuestro de dos periodistas de la revista CONTRAL脥NEA.

鈥⒙犅犅犅犅犅犅犅犅 Violaci贸n a los derechos humanos de parte de fuerzas comandadas por sicarios de caciques y de pol铆ticos corruptos.

鈥⒙犅犅犅犅犅犅犅犅 Nuestra m谩s en茅rgica condena a los autores intelectuales y materiales de los homicidios, secuestros y desapariciones

El Club de Periodistas de M茅xico, A.C., y nuestras Delegaciones Nacionales e Internacionales emitimos nuestras m谩s en茅rgicas condenas y exigimos el esclarecimiento de los reprobables hechos acaecidos el pasado martes 27 de abril del a帽o en curso en el paraje monta帽oso de San Juan Copala del municipio de Juxtlahuaca, Oaxaca, en donde perdieran la vida dos integrantes de la caravana internacional de la paz que se dirig铆a a la sufrida y sitiada regi贸n triqui, adem谩s del 鈥渓evantamiento鈥 o secuestro de nuestros compa帽eros: Erika Ram铆rez y David Cilia, reportera y reportero gr谩fico聽 de la revista Contral铆nea, entre otros, quienes simplemente cumpl铆an con su tarea informativa y hasta el momento de cierre de nuestra edici贸n se encuentran en calidad de desaparecidos.

Urge llegar hasta las 煤ltimas consecuencias en otro caso m谩s de violencia, intolerancia, guerra de intereses, corrupci贸n, abuso e injusticia, en donde se han cobrado vidas inocentes, se ha secuestrado a individuos ajenos a una guerra local de intereses caciquiles contra pueblos hartos de abandono, discriminaci贸n e injusticia, y por que se ha ejercido violencia, una vez m谩s, en contra de periodistas como los colegas arriba mencionados, quedando a la espera de su inmediata aparici贸n, sanos y salvos.

Por este medio exigimos la acci贸n inmediata, decidida y efectiva de las autoridades correspondientes de los tres niveles de gobierno (hasta este momento sospechosamente pasivas), quienes tienen la OBLIGACI脫N INELUDIBLE DE INVESTIGAR, LLEGAR A FONDO Y EJECUTAR LO QUE NUESTRAS LEYES ESTABLECEN EN CONTRA DE LOS DELITOS Y LOS DELINCUENTES. Nosotros, constituidos como parte de la sociedad, como informadores y como creadores de opini贸n, seguiremos muy de cerca el desarrollo de este vergonzoso asunto que mancha, a煤n m谩s, que enloda sobremanera, la ya de por s铆 negativa imagen del M茅xico actual.

ATENTAMENTE:

CLUB DE PERIODISTAS DE M脡XICO, A.C. Y SUS DELEGACIONES NACIONALES E IN TERNACIONALES.


Related Articles:


More articles by this author

VOCES DEL DIRECTOR PRI: El necesario ajuste de cuentas pendienteVOCES DEL DIRECTOR PRI: El necesario ajuste de cuentas pendiente
    EN LA ERIZADA ATM脫SFERA DE 1988 en el Colegio Electoral...
VOCES DEL DIRECTOR 鈥溌s la econom铆a! Est煤pido!鈥VOCES DEL DIRECTOR 鈥溌s la econom铆a! Est煤pido!鈥
  鈥淐orporatocracia鈥: Show times TIEMPO DE VARIEDAD. La aspirante dem贸crata a la...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
驴Qui茅n est谩 en l铆nea?
Tenemos 240 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
331
Banner
N煤meros Anteriores
310
Banner
311
Banner
312
Banner
313
Banner
314
Banner
315
Banner
316
Banner
317
Banner
318
Banner
319
Banner
320
Banner
321
Banner
322
Banner
323
Banner
324
Banner