joomla visitor
Auditoría
Michelle Obama ¿Yes we can?
Voces Diario
Banner
Certámen XLV
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Números Anteriores
343
Banner
342
Banner
341
Banner
340
Banner
339
Banner
338
Banner
337
Banner
336
Banner
335
Banner
334
Banner
333
Banner
332
Banner
330
Banner
329
Banner
328
Banner
327
Banner
326
Banner
325
Banner
Ediciones anteriores

Edición 348

Edición 347

Edición 346

Edición 345

Edición 344

Edición 343

Edición 342

Edición 341

Edición 340

Edición 339

Edición 338

Edición 337

Edición 336

Edición 335

Edición 334

Edición 333

Edición 332

Edición 331

Edición 330

Edición 329

Edición 328

Edición 327

Edición 326

Edición 325

Edición 324

Edición 323

Edición 322

Edición 316

Edición 306

Edición 315

Edición 314

Edición 313

Edición 312

Edición 311

Edición 310

Edición 309

Edición 308

Edición 307

Edición 305

Edición 304

Edición 303

Edición 302

Edición 301

Edición 300

Edición 299

Edición 298

Edición 297

Edición 296

Edición 295

Edición 294

Edición 293

Edición 292

Edición 291

Edición 290

Edicion 289

Edición 288

Edición 287

Edición 286

Edición 285

Edicion 284

Edicion 283

Edicion 282

Edición 281

Edición 280

Edición 279

Edición 278

Edición 277

Edición 276

Edición 273

Suplemento 273

Edición 276

Edición 275

Edición 274

Edición 272

Edición 271

Edición 270

Edición 269

Edición 268

Edición 267

Edición 266

Edición 265

Edición 264

Edición 263

Edición 262

Edición 261

Edición 260

Edición 259

Edición 258

Edición 257

Edición 256

Edición 255

Edición 254

Edición 253

Edición 252

Edición 251

Edición 250

Edición 249

Edición 248

Edición 247

Edición 246

Edición 245

Edición 244

Edición 243

Edición 242

Edición 241

Edición 240

Edición 239

Edición 238

Edición 237

Edición 236

Edición 235

Edición 234

Edición 233

Edición 232

Edición 231

Edición 230

Edición 229

Edición 228

Edición 227

Edicion 226

Edicion 225

Edicion 224

Edicion 223

Edicion 222

Edicion 221

Edicion 220

Edicion 219

Edicion 218

Edicion 217

Edicion 216

Edicion 215

Edicion 214

Edicion 213

Edicion 212

Edicion 211

Edición 210

Edición 209

Edición 208

Edición 207

Voces del Periodista Edición 321

English Arabic French German Japanese Portuguese Spanish


Ver Otros Artículos de Este Autor


Michelle Obama ¿Yes we can?

PABLO MOCTEZUMA BARRAGÁN

Michelle Obama llegó a México con su entusiasta consigna: “Yes, we can”. Esta visita se vio precedida por la de todo el gabinete de guerra de EEUU del 23 de marzo y tuvo como objetivo usar la  imagen de la esposa de Obama, para intentar dar una imagen “suave” ante la opinión pública de México a fin de hacer aceptable la creciente intervención norteamericana en México, que ha escalado durante la gestión del actual presidente demócrata.

La primera dama de EEUU llegó el martes 13 de abril. Hay un dicho popular que reza. Martes 13, ni te cases, ni te embarques. Es claro que el pueblo de México no va a aceptar que nos embarquen en ésta pretendida “unión” entre EEUU y México. Que no es más que una anexión subordinada de nuestro país para convertirnos en un protectorado yanki.

Con la integración de México a EEUU, los jóvenes tienen el destino de ir a engrosar los ejércitos imperiales y a morir en lejanas tierras, como hoy lo hacen jóvenes canadienses en Afganistán, o de convertirse en mano de obra barata al servicio de las corporaciones norteamericanas. Para el imperio es importante confundir a la juventud y que acepte su “suerte” esa fue la misión principal de Michelle.

Tratando de acceder a la juventud mexicana Michelle habló en la Universidad Iberoamericana (sic) de la “amistad estrecha y duradera que une a nuestras dos naciones”, de la “decenas de millones de estadounidenses que tienen sus raíces en este país”, de “de los valores y las aspiraciones que compartimos, la dedicación a la familia, y a la fe. la disposición al trabajo intenso y al sacrificio por los hijos; el compromiso con la democracia, que “está arraigado en las luchas por la independencia que han definido a nuestras naciones”.

 

michelle1


¡Qué paradójico!: Washington bendijo el fraude de 2006 y todavía habla de democracia. Nos han sometido a la dependencia en todos los aspectos y ¡hablan de Independencia! ¡Las familias mexicanas son destrozadas por la crisis y la violencia producto del modelo impuesto por EEUU! ¡Cunde el desempleo, se criminaliza a los trabajadores migrantes, se violan todos los derechos laborales, y Michelle dice que: “estamos dispuestos al trabajo intenso”  nos sacrificamos por los hijos, pero los que son sacrificados son los hijos que mueren quemados en una guardería, o balaceados en un retén o “son víctimas del fuego cruzado cuando van rumbo a la escuela” Pero Calderón declaró el 16 de abril que “continuará en el combate a la delincuencia organizada para garantizar la seguridad de la ciudadanía y de los visitantes”. Aceptó la existencia de las muertes de civiles, pero se justificó “son las menos” en esta lucha contra el crimen organizado...

En el momento actual, el control de México es vital para EEUU por eso dijo Michelle: “Cuando llegó el momento de decidir mi primer viaje internacional sola en calidad de Primera Dama, la selección no tenía duda: México, por supuesto”. Habló de que “durante muchas generaciones, México y los Estados Unidos han estado ligados por la frontera común”, pero no mencionó la construcción del muro de la muerte -por el que votó su esposo Barack cuando era senador-, ni de los cientos de mexicanos que fallecen o son asesinados en esa frontera, de las familias que son despedazados.

Aseguró ante los jóvenes que “se trata también de derribar las barreras en todo el mundo para que todos nuestros jóvenes consigan aprender y trabajar y convertirse en elementos productivos de nuestras sociedades.” ¿Quiere derribar todas las barreras? No. Sólo las  que impiden el dominio de las corporaciones norteamericanas, su acceso a nuestras materias primas, riquezas naturales y mano de obra barata, y que los jóvenes trabajen y sean explotados por las mismas. Quieren derribar las barreras que les impide hacerse de lo que nos pertenece. Pero hay algo que no derriban: los muros: como el que construyen en la frontera de México o el que refuerzan en Israel, en tierras ocupadas a los palestinos. Al contrario levantan barreras, usando los aviones no tripulados, y la militarización de las fronteras.

En Pakistán, en esas fronteras, esos aviones masacran civiles, en México ya anunciaron esos vuelos en la frontera. Lo que no derriban para nada son las barreras de las leyes antimigrantes que ocasionan que el gobierno de su esposo haya deportado y maltratado a 387 mil migrantes tan solo en su primer año de gobierno, 120 mil más que en el último año de George W. Bush. Obama le dijo a la gobernadora de Zacatecas, Amalia García, que “siente respeto por los migrantes mexicanos”; pero no mencionó que su esposo incumplió su promesa de una reforma migratoria durante su primer año de gobierno.

El sistema impuesto por Washington y sus organismos financieros internacionales, el FMI y el Banco Mundial, el TLCAN y las políticas neoliberales ha provocado que mas de medio millón de mexicanos migren a EEUU cada año, donde son mano de obra barata para las corporaciones norteamericanas. Las políticas laborales y educativas que nos imponen han provocado que millones de jóvenes ni tengan trabajo, ni tengan estudios y que su situación se agudice pero la señora dice que: “Mi esposo y el presidente Calderón se esfuerzan muchísimo en reconstruir nuestros sistemas educativos y en revivir nuestras economías y en generar oportunidades para las juventudes de nuestras dos naciones.” Y al escucharla la imagen de Elba Esther Gordillo se hizo presente en la mente de todos los presentes.

Refiriéndose a su experiencia personal y la de su esposo, quienes surgieron de familias modestas dijo: “Aprendimos todo lo que pudimos. Y en consecuencia, estuvimos preparados y posicionados para ir en pos de nuestros sueños”. Y ahora están a la cabeza del gran Imperio, dirigiendo la guerra de Irak y Afganistán, aumentando el presupuesto de guerra como nunca en la historia, apoyando a Israel en su genocidio de Palestinos, intensificando la campaña contra Cuba y manteniendo la cárcel de Guantánamo, bombardeando Pakistán y estableciendo bases militares en Colombia, ¡Yes we can! dice la señora. ¡Sí podemos! Y hasta pudieron conseguir el ¡Premio Nobel de la Paz!

A partir de su experiencia y de que lograron la presidencia se comparó a los Obama con Juárez, Lincoln, Mandela, Juana de Arco, y afirmó que cualquier joven puede llegar a “hacerla” igual que ellos. Pero Juárez luchó contra una invasión extranjera y Obama es, por el contrario quien comanda un ejército ocupante. Lincoln luchó contra la esclavitud y Obama mantiene las cárceles clandestinas de Bagram en Afganistán, los secuestros y traslados clandestinos de presos sin juicio, las cárceles en otros países, las redadas contra los mexicanos que están sometidos como “ilegales” a la esclavitud moderna en EEUU. Mandela luchó contra el apartheid en Sudafrica y Obama implementa el apartheid en contra de los mexicanos y apoya a Israel en su apartheid contra los palestinos. ¡Que soberbia compararse con Juárez, Lincoln, Mandela!

Michelle habló de Sonia Kim, de la embajada de EEUU en Haití, pero se le olvidó mencionar los miles de marines que mandaron para el control militar de la Isla y de la falta de apoyo en rescatistas, médicos, maquinaria, alimentos para los damnificados, ni de cómo el ejército de EEUU dificultó la ayuda en la Isla. Se le olvidó mencionar todo el daño que durante décadas le ha ocasionado Washington al sufrido pueblo de Haití.

Michelle se presentó como “amiga de México” y habló de los “fuertes lazos de amistad”, utilizó la historia y se centró en los jóvenes. Pero se olvidó de esos jóvenes “los niños héroes” que murieron combatiendo la invasión norteamericana, de cómo nos robaron más de la mitad del territorio, de las continuas invasiones contra México en el siglo XIX y en el siglo XX. Y de la política de destrucción nacional que ha significado el TLCAN y el ASPAN, impulsados por EEUU.

Desde Washington, el mismo día martes 13, Calderón dijo que “la visita de la señora Michelle Obama a México refleja la fuerte relación de amistad entre nuestro país y Estados Unidos”. Presenta la subordinación y la injerencia como “amistad”. Lo cierto es que nunca había avanzado tanto la integración de las fuerzas armadas de los dos países como en el gobierno de Obama. En México ya anunciaron la apertura de la Oficina de Implementación Conjunta, para coordinar en nuestro territorio la acción de las fuerzas de seguridad de ambos países. Por otra parte, el año pasado México participó por primera vez en las maniobras militares que comanda EEUU: Unitas 50-09 en Mayport, Florida y este año lo hará de nuevo. La acción militar y policiaca de EEUU en México avanza viento en popa.

Dijo Michelle: Se trata asimismo de juntar las perspectivas y experiencias de los jóvenes de todas las procedencias, en busca de (…) hacer  más productivos nuestros negocios, (…) y más abiertos y libres nuestros gobiernos. Quiere Michelle completa libertad y apertura para las corporaciones norteamericanas. Y dice que la juventud “deberá resolver los conflictos que afligen al mundo" Así quieren obligar a los jóvenes mexicanos a integrarse a las misiones bélicas en el mundo, diseñadas por Washington, que invariablemente llevan la etiqueta de “misiones de paz”, para “resolver los conflictos”. Como si se nos olvidara que con el mote de “pacificación” se han emprendido todas las ocupaciones coloniales en el mundo, y que quien genera los conflictos es el mismo Imperio de EEUU.

Declaró Michelle que su trabajo como primera dama “será tratar con los jóvenes a nivel mundial.” ¡A nivel mundial! Ni la disimula. Bien haría en concentrarse en que los jóvenes de su país no fueran carne de cañón del aparato bélico norteamericano, pero su papel como primera dama del Imperio es el de luchar por la hegemonía mundial de EEUU.

Cerró su discurso con su eslogan “Yes we can” “Sí nosotros podemos”. ¿Nosotros? ¡No señora! Los intereses de ustedes, no son los de nosotros! ¡Nosotros vamos a liberarnos del dominio neocolonial de ustedes! ¡Ustedes no van a poder con nosotros! ¡No meta a EEUU y México en el mismo costal! Su pueblo de ustedes va a luchar también contra sus políticas imperialistas y antipopulares y ustedes no van a poder con ellos. Nosotros sí vamos a unirnos con el pueblo de ustedes y con los pueblos del mundo para evitar que ustedes sigan pudiendo invadir, bombardear, saquear riquezas, imponer sus intereses. El 20 y 21 de marzo, ustedes tuvieron en Washington grandes manifestaciones populares para repudiar su política pro guerra y anti migrante. En un futuro ustedes no podrán seguir con su política de construcción de su imperio decadente. Está en México, señora Obama y no en EEUU. En México el pueblo defenderá la soberanía. Y también en EEUU hay un pueblo que no está de acuerdo con ustedes…ni con sus planes agresivos, quieren paz y no guerra ¿ Yes we can…? Veremos señora…veremos.



More articles by this author

México semifeudalMéxico semifeudal
LO DOCUMENTA LA OCDE México semifeudal PABLO MOCTEZUMA BARRAGÁN DE ACUERDO CON EL INFORME del 28...
Petróleo y soberaníaPetróleo y soberanía
Petróleo y soberanía PABLO MOCTEZUMA BARRAGÁN LAS RIQUEZAS DE NUESTRA TIERRA son para los mexicanos...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 213 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
331
Banner
Números Anteriores
310
Banner
311
Banner
312
Banner
313
Banner
314
Banner
315
Banner
316
Banner
317
Banner
318
Banner
319
Banner
320
Banner
321
Banner
322
Banner
323
Banner
324
Banner