Certámen XLIII
Banner
Radioteca
Conferencia y Capacitación en Periodismo
Banner
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Números Anteriores
325
Banner
324
Banner
323
Banner
322
Banner
321
Banner
320
Banner
319
Banner
318
Banner
317
Banner
316
Banner
315
Banner
314
Banner
313
Banner
312
Banner
311
Banner
310
Banner
309
Banner
Ediciones anteriores
Voces del Periodista Edición 326
Voces del Periodista Edición 325
Voces del Periodista Edición 324
Voces del Periodista Edición 323
Voces del Periodista Edición 322
Voces del Periodista Edición 316
Voces del Periodista Edición 306
Voces del Periodista Edición 315
Voces del Periodista Edición 314
Voces del Periodista Edición 313
Voces del Periodista Edición 312
Voces del Periodista Edición 311
Voces del Periodista Edición 310
Voces del Periodista Edición 309
Voces del Periodista Edición 308
Voces del Periodista Edición 307
Voces del Periodista Edición 305
Voces del Periodista Edición 304
Voces del Periodista Edición 303
Voces del Periodista Edición 302
Voces del Periodista Edición 301
Voces del Periodista Edición 300
Voces del Periodista Edición 299
Voces del Periodista Edición 298
Voces del Periodista Edición 297
Voces del Periodista Edición 296
Voces del Periodista Edición 295
Voces del Periodista Edición 294
Voces del Periodista Edición 293
Voces del Periodista Edición 292
Voces del Periodista Edición 291
Voces del Periodista Edición 290
Voces del Periodista Edicion 289
Voces del Periodista Edición 288
Voces del Periodista Edición 287
Voces del Periodista Edición 286
Voces del Periodista Edición 285
Voces del Periodista Edición 284
Voces del Periodista Edición 283
Voces del Periodista Edición 282
Voces del Periodista Edición 281
Voces del Periodista Edición 280
Voces del Periodista Edición 279
Voces del Periodista Edición 278
Voces del Periodista Edición 277
Voces del Periodista Edición 276
Voces del Periodista Edicion 273
Voces del periodista Suplemento 273
Voces del Periodista Edición 276
Voces del Periodista Edición 275
Voces del Periodista Edición 274
Voces del Periodista Edición 272
Voces del Periodista Edición 271
Voces del Periodista Edición 270
Voces del Periodista Edición 269
Voces del Periodista Edición 268
Voces del Periodista Edición 267
Voces del Periodista Edición 266
Voces del Periodista Edición 265
Voces del Periodista Edición 264
Voces del Periodista Edición 263
Voces del Periodista Edición 262
Voces del Periodista Edición 261
Voces del Periodista Edición 260
Voces del Periodista Edición 259
Voces del Periodista Edición 258
Voces del Periodista Edición 257
Voces del Periodista Edición 256
Voces del Periodista Edición 255
Voces del Periodista Edición 254
Voces del Periodista Edición 253
Voces del Periodista Edición 252
Voces del Periodista Edición 251
Voces del Periodista Edición 250
Voces del Periodista Edición 249
Voces del Periodista Edición 248
Voces del Periodista Edición 247
Voces del Periodista Edición 246
Voces del Periodista Edición 245
Voces del Periodista Edición 244
Voces del Periodista Edición 243
Voces del Periodista Edición 242
Voces del Periodista Edición 241
Voces del Periodista Edición 240
Voces del Periodista Edición 239
Voces del Periodista Edición 238
Voces del Periodista Edición 237
Voces del Periodista Edición 236
Voces del Periodista Edición 235
Voces del Periodista Edición 234
Voces del Periodista Edición 233
Voces del Periodista Edición 232
Voces del Periodista Edición 231
Voces del Periodista Edición 230
Voces del Periodista Edición 229
Voces del Periodista Edición 228
Voces del Periodista Edición 227
Voces del Periodista Edicion 226
Voces del Periodista Edicion 225
Voces del Periodista Edicion 224
Voces del Periodista Edición 223
Voces del Periodista Edición 222
Voces del Periodista Edición 221
Voces del Periodista Edición 220
Voces del Periodista Edición 219
Voces del Periodista Edición 218
Voces del Periodista Edición 217
Voces del Periodista Edición 216
Voces del Periodista Edición 215
Voces del Periodista Edición 214
Voces del Periodista Edicion 213
Voces del Periodista Edición 212
Voces del Periodista Edición 211
Voces del Periodista Edicion 210
Voces del Periodista Edición 209
Voces del Periodista Edición 208
Edición 207
Edición 321
English Arabic French German Japanese Portuguese Spanish


Ver Otros Artículos de Este Autor


CÁUCASO DEL NORTE:

EL CALDERO DEL DIABLO


Kevin NORTON

(Corresponsal en Europa Oriental de Voces del Periodista)


  • El terrorismo en Rusia, entre el nacionalismo y el extremismo islámico.
  • Frente a las amenazas de Putin, el radicalismo étnico y religioso.
  • El mar de fondo es la explotación de gas y petróleo por el Caspio.


Moscú, 22 de abril de 2010.- Los recientes atentados en las estaciones del metro de esta capital rusa y sus víctimas inocentes, no son más que una estadística más, un hecho noticioso más en la tremenda guerra que se libra entre el Oso ruso y los grupos nacionalistas opositores que integran diversos frentes, internos y externos, que luchan por supuestas causas nacionalistas, separatistas y reivindicatorias.

Se trata de una guerra más antigua de lo que muchos en el planeta suponen, pues las diversas etnias que habitan el actual territorio de lo que fue la URSS, además de poco conocidas son extremadamente radicales: Cherkéses, ossetios, lesguienos, abkazios, lazo-mingrelienos, ávaros, georgianos, armenios, Kabardinos, chechenos y otros más. Ya desde los siglos XVIII y XIX, Rusia enfrenta a estos pueblos rebeldes y con intereses y culturas muy poco afines a la rusa.

 

historymuseumkremlinnightviewwidefull

Sin embargo, este larguísimo proceso de ajustes y desajustes políticos y militares, de dominios y esclavitudes, de presiones y represiones, de injusticias y excesos de los distintos bandos en pugna, actualmente está convertido en un verdadero caldero del diablo con una mezcla altamente explosiva y de peligrosas repercusiones internacionales, pues bajo las banderas de los nacionalismos y las reivindicaciones étnicas entre rusos y pueblos del Cáucaso, hay toda una complicada combinación de individuos, intereses propios y extraños, posiciones enfrentadas, factores internos y externos, etc.

EL COCTEL DEL ODIO

En efecto, el asunto de los constantes choques armados, los actos terroristas reprobables (de cualquiera que sea la causa o bandera), las represiones de Estado, las persecuciones, las ejecuciones y tanta verborrea de una y otra de las partes comprometidas que se lanzan acusaciones e improperios a diestra y siniestra, no es más que el frontispicio de una guerra añeja, interminable y con las más diversas aristas que son todo un reto para cualquier politólogo, historiador y geopolítico.

Los ingredientes, explosivos por si solos, al combinarse en esta guerra interminable dan como resultado un coctel que es toda una amenaza real para la estabilidad, no sólo de esa zona geográfica tan vasta y rica, sino del resto del mundo.

He aquí la peligrosa receta: añejos odios étnicos irreconciliables entre rusos y sus vecinos chechenos, ávaros, ossetios, armenios y demás integrantes de las nuevas repúblicas como Ingushetia, Azerbaiján, etc.; un secular separatismo de grupos humanos dentro del mapa ruso; enormes y variados intereses por el dominio de la región rica en hidrocarburos que a la vez es punto estratégico para Rusia, Estados Unidos y Europa Occidental, y, lo peor de todo, el apoyo e injerencia de Al Qaeda a favor de las etnias opositoras del Estado ruso de Medvedev y Putin.

Y es precisamente este último ingrediente el más explosivo y peligroso, pues con la intromisión de Al Qaeda ingresa al Cáucaso el fundamentalismo religioso islámico, esa forma enfermiza de fanatismo y su principal arma: el terrorismo irracional, condenable, criminal e intolerante que cobra víctimas, sean enemigos políticos, religiosos o gente inocente, y que permite a los terroristas nacionalistas justificar su “guerra santa”, que ha convertido su nacionalismo independentista o de liberación nacional al radicalismo islámico.

 

CHECHENIAN WARRIORS

LA NÉMESIS DE RUSIA

Y si bien es cierto que para muchos observadores internacionales, geopolitólogos y expertos en asuntos rusos, lo de la intromisión de Al Qaeda en el Cáucaso y los ataques terroristas en el metro de Moscú, les parece más un tópico discutible y aislado, también lo es que en el fondo es un factor de enorme peligro y trascendencia, pues el terrorismo islámico internacional ha encontrado un gran terreno fértil para sus operaciones y enraizamiento en suelo ruso. Esta islamismo se entronizó entre las etnias del Cáucaso bajo el pretexto demagógico y la premisa falsa y engañosa a todas luces, a que hiciera alusión en alguna ocasión Tariq Alí (periodista y escritor experto en cuestiones islámicas): “La religión es el respiro de la criatura oprimida”, en clara oposición a la afirmación marxista de que “la religión es el opio del pueblo”.

Tan naturalizado está ahora el Islam terrorista en las repúblicas caucásicas y entre las etnias separatistas que sobreviven violentamente en territorio ruso, que se afirma que los rebeldes pretenden crear “un emirato islamista regido por la Sharía o ley islámica encabezado por el cabecilla Dokku Umarov, un veterano combatiente de las guerras chechenas de 1994 y 1999, y a quien ya califican como el Emir del Cáucaso y quien ha pasado de ser un patriota checheno a un “patriota de la Umma o nación del Islam”, atrayéndose de paso a las que llaman aliadas o naciones hermanas como Iraq, Palestina, Somalia y Afganistán, entre otras.

MÁS INFLAMABLES QUE EL PETRÓLEO

Sin quitarle la importancia estratégica que tiene la región del Cáucaso en materia de hidrocarburos (con altísimas producciones y millonarias reservas de crudo), que le convierten en el punto central de los intereses de potencias como Estados Unidos, Rusia y Gran Bretaña, entre otras, y también de grandes consorcios y empresas internacionales del petróleo, el gas y la petroquímica como Exxon, Chevron y competidores, podemos afirmar que es un factor clave en lo que se cocina dentro del caldero, ya que la zona hoy integrada por Rusia y las repúblicas de Kazajstán, Azerbaiján, Turkmenistán y Uzbekistán y Georgia, están en constante enfrentamiento por diversas razones, intereses y motivos.

Sin embargo, como ya lo hemos venido reiterando en esta nota, los factores “mecha” y más inflamables en este asunto son la agresiva actividad del terrorismo islámico que ha tomado carta de naturaleza en el Cáucaso por la vía del nacionalismo, la alianza con la poderosa red de Al Qaeda, el separatismo encabezado por los rebeldes chechenos y el fundamentalismo musulmán enraizado en estos pueblos caucásicos.

En resumen, la situación en lo que llamamos “El Caldero del Diablo” no tiene más que dos salidas y dos escenarios: una paz estratégica pactada entre los pueblos y estados de la zona, claro, con el aval y visto bueno de las demás potencias occidentales, y, una guerra decisiva en cuya confrontación se decida la eliminación del terrorismo islámico, el control del nacionalismo local y el hábil manejo político del separatismo checheno.

Así las cosas, el primer escenario tiene muy pocas, por no decir nulas posibilidades de lograrse, en tanto que la segunda si tiene posibilidades pero resulta como una moneda en el aire, ya que la victoria de unos siempre dejará abierta la puerta al desquite de la derrota de los otros. Un panorama complicado, sombrío, explosivo y peligroso.


Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 257 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
303
Banner
Números Anteriores
296
Banner
297
Banner
299
Banner
298
Banner
300
Banner
301
Banner
302
Banner
304
Banner
305
Banner
306
Banner
307
Banner
308
Banner