Certámen XLIII
Banner
Radioteca
Conferencia y Capacitación en Periodismo
Banner
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Números Anteriores
325
Banner
324
Banner
323
Banner
322
Banner
321
Banner
320
Banner
319
Banner
318
Banner
317
Banner
316
Banner
315
Banner
314
Banner
313
Banner
312
Banner
311
Banner
310
Banner
309
Banner
Ediciones anteriores
Voces del Periodista Edición 326
Voces del Periodista Edición 325
Voces del Periodista Edición 324
Voces del Periodista Edición 323
Voces del Periodista Edición 322
Voces del Periodista Edición 316
Voces del Periodista Edición 306
Voces del Periodista Edición 315
Voces del Periodista Edición 314
Voces del Periodista Edición 313
Voces del Periodista Edición 312
Voces del Periodista Edición 311
Voces del Periodista Edición 310
Voces del Periodista Edición 309
Voces del Periodista Edición 308
Voces del Periodista Edición 307
Voces del Periodista Edición 305
Voces del Periodista Edición 304
Voces del Periodista Edición 303
Voces del Periodista Edición 302
Voces del Periodista Edición 301
Voces del Periodista Edición 300
Voces del Periodista Edición 299
Voces del Periodista Edición 298
Voces del Periodista Edición 297
Voces del Periodista Edición 296
Voces del Periodista Edición 295
Voces del Periodista Edición 294
Voces del Periodista Edición 293
Voces del Periodista Edición 292
Voces del Periodista Edición 291
Voces del Periodista Edición 290
Voces del Periodista Edicion 289
Voces del Periodista Edición 288
Voces del Periodista Edición 287
Voces del Periodista Edición 286
Voces del Periodista Edición 285
Voces del Periodista Edición 284
Voces del Periodista Edición 283
Voces del Periodista Edición 282
Voces del Periodista Edición 281
Voces del Periodista Edición 280
Voces del Periodista Edición 279
Voces del Periodista Edición 278
Voces del Periodista Edición 277
Voces del Periodista Edición 276
Voces del Periodista Edicion 273
Voces del periodista Suplemento 273
Voces del Periodista Edición 276
Voces del Periodista Edición 275
Voces del Periodista Edición 274
Voces del Periodista Edición 272
Voces del Periodista Edición 271
Voces del Periodista Edición 270
Voces del Periodista Edición 269
Voces del Periodista Edición 268
Voces del Periodista Edición 267
Voces del Periodista Edición 266
Voces del Periodista Edición 265
Voces del Periodista Edición 264
Voces del Periodista Edición 263
Voces del Periodista Edición 262
Voces del Periodista Edición 261
Voces del Periodista Edición 260
Voces del Periodista Edición 259
Voces del Periodista Edición 258
Voces del Periodista Edición 257
Voces del Periodista Edición 256
Voces del Periodista Edición 255
Voces del Periodista Edición 254
Voces del Periodista Edición 253
Voces del Periodista Edición 252
Voces del Periodista Edición 251
Voces del Periodista Edición 250
Voces del Periodista Edición 249
Voces del Periodista Edición 248
Voces del Periodista Edición 247
Voces del Periodista Edición 246
Voces del Periodista Edición 245
Voces del Periodista Edición 244
Voces del Periodista Edición 243
Voces del Periodista Edición 242
Voces del Periodista Edición 241
Voces del Periodista Edición 240
Voces del Periodista Edición 239
Voces del Periodista Edición 238
Voces del Periodista Edición 237
Voces del Periodista Edición 236
Voces del Periodista Edición 235
Voces del Periodista Edición 234
Voces del Periodista Edición 233
Voces del Periodista Edición 232
Voces del Periodista Edición 231
Voces del Periodista Edición 230
Voces del Periodista Edición 229
Voces del Periodista Edición 228
Voces del Periodista Edición 227
Voces del Periodista Edicion 226
Voces del Periodista Edicion 225
Voces del Periodista Edicion 224
Voces del Periodista Edición 223
Voces del Periodista Edición 222
Voces del Periodista Edición 221
Voces del Periodista Edición 220
Voces del Periodista Edición 219
Voces del Periodista Edición 218
Voces del Periodista Edición 217
Voces del Periodista Edición 216
Voces del Periodista Edición 215
Voces del Periodista Edición 214
Voces del Periodista Edicion 213
Voces del Periodista Edición 212
Voces del Periodista Edición 211
Voces del Periodista Edicion 210
Voces del Periodista Edición 209
Voces del Periodista Edición 208
Edición 207
Edición 321
English Arabic French German Japanese Portuguese Spanish


Ver Otros Artículos de Este Autor


ASIMETRIAS

 

El verdadero frente de Guerra


“Nadie se salva del juicio de la historia cuando hace mucho daño”.

Raúl Vera

I

La historia, por supuesto, es la madre de todas las ciencias, lo cual explica que para la mayoría de los gobernantes del pasado y el presente  en todo el mundo consideren peligrosa su inclusión como materia en la educación publica.

En México, la historia es, como ciencia,  particularmente peligrosa a la existencia misma del poder político del Estado, por lo que su difusión pedagógica -es decir, metódica y sistémica- es relegada e incluso excluida curricularmentre.

Más si su exclusión curricular es ominosamente grave, su manipulación -distorsióin aviesa- es aun de mayor ominosidad, pues  conlleva falsearla y reescribirla bajo premisas de conveniencia en pos de un silogismo interesado.

Inventar sucedidos y arribar, a partir de éstos,  a conclusiones a modo en aras de un objetivo estratégico dado -por lo general de control político de la sociedad y/o preservación y consolidación de un statu quo determinado-  es práctica común.

Así, la  historia verdadera es polisémica.  Su atributo de “verdadero” es dudoso. Los historiadores -como este escribidor- sabemos vivencialmente que  los significados de un sucedido suelen ser discernidos con arreglo a imperativos de la subjetividad.

O, en el peor  de los casos, esos discernimientos historicistas  son influidos y orientados intencionadamente hacia conclusiones interesadas, preestablecidas, de hacer y rehacer la historia con fines de laya facciosa. Caso en punto: la narcoguerra.

II

Este tema es atañedero a las ocurrencias cotidianas en el contexto de la llamada guerra contra los cárteles del tráfico ilícito de estupefacientes y psicotrópicos -el narcotráfico- que el gobierno libra con equívocos sólo en un frentes militar.

En ese frente, las Fuerzas Armadas -el Ejército Mexicano y la Armada de México y, en ostensiblemente  menor grado, la Fuerza Aérea Mexicana-  han perdido la iniciativa tanto estratégica comino táctica y, por ello, la guerra misma.  Ese no es el frente real.

Cierto. Son los cárteles los que han estado ganando, desde cualesquier puntos de vista, esa guerra,  no obstante que -como afirma el gobierno- sus sicarios se matan entre sí por el control de parcelas demográfico-territoriales de mercados de consumidores.

Ese mercado mexicano de estupefacientes y psicotrópicos es creciente y aunque no ha adquirido la importancia que tiene el estadunidense, que es el mayor y, por ello, el más lucrativo del mundo, ofrece un atractivo enorme.

Tal realidad misma exhibe,  desde cualesquier perspectivas dialécticas,  su propia vulnerabilidad. Dicho de otrro jaez, el problema mismo que representa el narcotráfico ofrece sus soluciones. Las condiciones determinan las tácticas.

Y en vez de lanzar a las calles a las Fuerzas Armadas para vencer militarmente a los cárteles, sugiéresele al gobierno revisar el diseño e instrumentación militar de sus políticas al respecto y replantear nuevas estrategias y tácticas para lograr resultados.

Esos resultados serían no una victoria militar, sino incorporar a un régimen de control jurídico el tráfico y el trasiego de estupefacientes y psicotrópicos, pues su erradicación ha sido descrita como imposible por el propio Felipe Calderón.

III

Es obvio que la victoria militar es imposible de lograr, aun en las condiciones que los generales demandan de la vertiente legislativa del poder político -dominado por otra facción distinta a la ejecutiva-, pues  el enemigo no es una fuerza armada convencional.

Los generales, como sabido es, demandan “protección  jurídica” para hacerle  la guerra a los cárteles, pero esa exigencia es una guisa sofistera -una socaliña--  para  neutralizar los magros logros constitucionales para la defensa de los derechos humanos.

Neutralizar esos logros sería la consecuencia de una legislación que exonere a priori a los generales de responsabilidad penal de los “daños colaterales” (Guillermo Galván dixit) que se representan en  el asesinato de civiles inermes e inocentes.

La facción que encabeza el comandante supremo de las Fuerzas Armadas, el Presidente de facto Felipe Calderón,  pretende legalizar matanzas de civiles indefensos. Ello induce a suspicacias: el objetivo no es abatir los cárteles, sino la disidencia política.

Y, por tanto, lograr el control político-militar del país en función del llamado proyecto 20-30 (consolidación del antipueblo modelo neoliberal hasta 2030),  suspicacia que se traduce en un escenario prospectivo que transitaría de lo posible a lo probable.

Dada la naturaleza de los componentes del contexto, antójase obvio que una victoria militar sobre los cárteles es inasible. El verdadero frente no es militar, sino político: bajar el consumo, reglamentar la producción y fiscalizar las finanzas.

De otro modo,  a los 23 mil muertos en tres años se sumarán otros tantos más de aquí a 2012 y crecerá el de por sí enorme, ya, desprestigio de las Fuerzas Armadas por dejarse usar con fines político-facciosos por su comandante supremo.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


Fausto Fernández Ponte
Acerca del autor:
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 230 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
303
Banner
Números Anteriores
296
Banner
297
Banner
299
Banner
298
Banner
300
Banner
301
Banner
302
Banner
304
Banner
305
Banner
306
Banner
307
Banner
308
Banner