joomla visitor
AuditorŪa
EDITORIAL
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
459
Banner
Posada del Periodista
Banner
460
Banner
458
Banner
457
Banner
456
Banner
455
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 288

EDITORIAL

Gobierno
de tinieblas

PARA EFECTOS TE√ďRICOS -nos resistimos a decir que l√ļdicos-, el eje rector de la buena democracia es una sociedad bien informada, de suerte que su participaci√≥n pol√≠tica se base en el conocimiento y el an√°lisis de los temas sobre los que est√° llamada a la toma de decisiones.

Editorial

VERBIGRACIA: El Estado organizará el sistema de planeación democrática del desarrollo nacional. El Poder Ejecutivo, dice la Constitución, establecerá procedimientos de  consulta popular para hacer efectivo el derecho a la participación social en la jerarquización de las prioridades de esa planeación.

La propia Constituci√≥n determina que el Derecho a la Informaci√≥n ser√° garantizado por el Estado. Este mandato se origina en la Reforma Pol√≠tica promulgada hacia 1978, pero fue mantenido congelado por agentes del propio Estado, a presi√≥n de los poderes f√°cticos, hasta el sexenio pasado en que segmentos de la academia articulados con vertientes del gremio period√≠stico pusieron en la agenda p√ļblica el tema.

Dentro de unos d√≠as, el presidente Felipe Calder√≥n asistir√° a la Sesi√≥n de Congreso General a rendir su VI y √ļltimo informe de Gobierno. El mandatario anunci√≥ hace cuatro a√Īos el Programa Nacional de Rendici√≥n de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupci√≥n 2008-2012. En ocasi√≥n posterior, el propio jefe del Ejecutivo declar√≥ que la Educaci√≥n de esta √©poca significa ense√Īar la transparencia, la honestidad y la rendici√≥n de cuentas.

No nos referiremos esta vez a cómo los derechos a la Información y a la Libertad de Expresión han sido conculcados en el sexenio a sangre y fuego. Para eso hay otras formas, a saber:

*Se conservan clasificados; esto es, sin posibilidad de acceso, casi ocho millones de expedientes, buena parte reservada bajo la coartada de preservaci√≥n de la Seguridad Nacional. Es decir, por ‚Äúrazones de Estado‚Ä̬∑

*Entre 2003 y 2011, dependencias p√ļblicas han interpuesto al menos 436 demandas de amparo contra resoluciones del Instituto Federal de Acceso a la Informaci√≥n y Protecci√≥n de Datos. Sesenta y seis de ellas s√≥lo en 2011. Las dependencias m√°s asiduas a tribunales judiciales son la Procuradur√≠a General de Justicia (PGR) y el Sistema de Administraci√≥n Tributaria (SART).

De esa vocación de secrecía gubernamental, propia de regímenes totalitarios, se desprende una subversiva  anomalía: Muchos temas que tienen en su centro de gravedad la Seguridad Nacional, son conocidos en México, por ejemplo, por filtraciones originadas en el Congreso de los Estados Unidos. Podríamos subrayar, a manera de ilustración, la Operación Rápido y furioso, referida a la introducción clandestina de armas desde EU a territorio nacional.

En los √ļltimos meses, la fuente de los hallazgos de asuntos estrat√©gicos nacionales, o hasta de mera picaresca pol√≠tica, ha sido la temida agencia Wikileaks, cuyo impulsor es ahora expuesto a la condici√≥n de cibernavegante en busca de protecci√≥n diplom√°tica y de libertad.

Sorprendido con los dedos en la puerta, el gobierno mexicano reacciona invariablemente con ruedas de prensa o simples boletines, tratando de desvirtuar los contenidos de las revelaciones o imputando mala fe a los emisores de las mismas, con declaraciones o textos que difícilmente pasan la prueba de credibilidad.

En materia de desinformaci√≥n, un caso que fluct√ļa entre el descr√©dito y la impudicia, es el de la calderoniana guerra contra el crimen organizado: La PGR ha sido impedida a continuar p√ļblicamente el c√≥mputo de v√≠ctimas de la violencia. De su lado, un grupo de medios de comunicaci√≥n han asumido, se dice que voluntariamente, la ley mordaza.

¬ŅC√≥mo esperar, entonces, que el imperativo de una Educaci√≥n para la transparencia, la honestidad y la rendici√≥n de cuentas pueda instituirse, si el Estado que debe impartirla y tutelarla la vulnera con su comportamiento pr√°ctico? Con quimeras no se edifica una democracia. S√≠, una dictadura enraizada en la demagogia, oferta de la que la sociedad mexicana est√° harta. ‚ÄúHasta la madre‚ÄĚ, claman los desesperados.



More articles by this author

Gregorio Jiménez, una víctima más del exterminio periodísticoGregorio Jiménez, una víctima más del exterminio periodístico
LA FEADLE, R√ČMORA BUROCR√ĀTICA ¬† Gregorio Jim√©nez, una v√≠ctima¬†m√°s del exterminio period√≠stico¬†Gregorio...
SUCESOSSUCESOS
SUCESOSEl presidente Barack Obama felicit√≥ a Enrique Pe√Īa Nieto por la...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 176 invitados conectado(s)
Noticias
273 Suplemento
Banner
454
Banner
453
Banner
452
Banner
451
Banner
450
Banner