joomla visitor
Auditoría
Imparables, las agresiones contra periodistas
Voces Diario
Banner
Certámen XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 362

PORTADA14

Imparables,

las agresiones contra periodistas

Crespón de luto en Veracruz por asesinato de Cándido Ríos

LA TARDE del martes 22 de agosto pasado, el periodista Cándido Ríos Vázquez, conocido también como “Pabuche”, fue asesinado junto a dos personas más, de sexo masculino, en la localidad de Juan Díaz Covarrubias, perteneciente al municipio de Hueyapan de Ocampo, Veracruz.

ESE MISMO DÍA, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Veracruz (FGJEV), a cargo de Jorge Winckler Ortiz, se limitó a decir que realizaba ya las investigaciones ministeriales y periciales pertinentes, “por medio de las cuales se conocerá la identidad del o los probables responsables, a efecto de aplicarles todo el peso de la Ley”.

14IM3

Ríos Vázquez, de 57 años de edad, estaba dentro del Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, del gobierno federal, desde 2013, debido a que el ex alcalde de Hueyapan de Ocampo, Gaspar Gómez Jiménez, lo había amenazado de muerte, de manera reiterada.

El cacique

Los deudos de Cándido Ríos definen al ex edil Gómez Jiménez como el cacique que domina la región. Durante la pasada campaña electoral, se postuló para un tercer mandato, pero fue derrotado.

14IM1Paralelo a las actividades proselitistas, Cándido Ríos publicó diversas notas periodísticas y mensajes en redes sociales en los que daba cuenta del saqueo de las arcas públicas municipales durante los gobiernos de Gaspar Gómez, además del asesinato de un regidor del PRD, durante la primera administración del propio Gómez Jiménez.

Al respecto, el periodista Ignacio Carvajal, de blog.expediente.mx, consigna el testimonio de la viuda de Cándido Ríos, Hilda Nieves Martínez: “Mi esposo siempre dijo que había sido Gaspar el responsable, siempre lo escribía.”

Cristina Ríos Martínez, hija de “Pabuche”, ratificó la versión: “Desde que yo era niña, mi papá denunciaba que el regidor había sido llevado y asesinado por órdenes del alcalde… Yo recuerdo que aquí a la casa llegaban las camionetas del alcalde, y él salía y le gritaba de cosas a mi papá.”

Cándido Ríos fue acribillado junto al ex inspector de Policía y ex candidato a síndico de Acayucan, por la alianza PRI-PVEM, Víctor Antonio Alegría, y al escolta del político

La duda de Campa

El subprocurador de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, declaró lo siguiente, un día después del asesinato de Cándido Ríos:

“Ustedes conocen la situación, conocen lo que se hizo desde el 2013, inicialmente cuando ingresó a esta persona al mecanismo de protección; estaba vinculada por amenazas con autoridad municipal. Me parece que no tiene que ver con riesgo del periodista, sino el riesgo de otras personas que lamentablemente perdieron la vida ayer.”

Antes de una reunión con familiares de personas desaparecidas en el estado de Veracruz, llevada a cabo un día después del crimen, el funcionario agregó:

“Aunque todos los indicios apuntan a que (el) ataque está vinculado con otra persona, no con el periodista, ustedes tienen además algunos elementos; todos los indicios apuntan a que se trató de un ataque contra otra persona y contra los escoltas de esa persona; me parece que es importante esperar a que concluyan las investigaciones y una vez que la Fiscalía tenga toda la documentación, hacerlo de su conocimiento”.

14im2

“Pabuche” contaba con la siguiente protección, a cargo del Mecanismo federal: un circuito cerrado de televisión, conectado a seis cámaras; chapas de seguridad y un botón de pánico.

La organización Artículo 19 publicó el 17 de agosto, cinco días antes del asesinato de Cándido Ríos, que “durante el primer semestre de 2017 (enero – junio) se registraron 1.5 agresiones diarias y se documentaron un total de 276, incluyendo seis periodistas asesinados y uno más desaparecido. Estas cifras representan un incremento del 23% respecto a las registradas durante el primer semestre del 2016.”

Según sus estadísticas, el 50.7% de las agresiones (140 de 276) fue cometido por funcionarios públicos.

Al momento de entregar el presente trabajo, decenas de periodistas mexicanos siguen bajo amenaza, como Héctor de Mauleón y Humberto Padgett.



More articles by this author

UNACAR da bienvenida a alumnos de nuevo ingresoUNACAR da bienvenida a alumnos de nuevo ingreso
UNACAR da bienvenida a alumnos de nuevo ingreso AUTORIDADES UNIVERSITARIASencabezadas por...
¿Quién está en línea?
Tenemos 354 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner